Almegíjar – Pueblos y Tradiciones

Biarritz – Cruzando Fronteras
julio 14, 2017
Trabajar para Viajar y Viajar para Vivir
septiembre 11, 2017
Viajar a Granada, Visitar Almegíjar - Pueblos y Tradiciones

Cuéntame como te ha ido, Háblame de lo que has encontrado en tu largo Caminar

Ya lo dicen que no hay nada mejor que tener una buena familia - esa mezcla de caos y amor con la que disfrutar. También dicen que no hay mejor combinación que la de una familia unida viajando.

Este fin de semana hemos puesto rumbo a un pueblo de Granada, concretamente Almegíjar - pueblo que forma parte de la conocida e histórica región "Alpujarra de Andalucía". Puedo decir que es la combinación perfecta entre pasado, presente y futuro. Una vez que llegas al pueblo, te invade una sensación de tradiciones que se vienen repitiendo a lo largo de los años, una esencia que solo guardan pueblos de este estilo donde la mayor parte de su población tiene más que contar de su pasado que de su presente, campos repletos de cultivo del cual vivir y mantenerse verdaderamente sano, por no hablar de la estructura acogedora de cada una de las casitas y el curioso mobiliario que todavía encuentras en algunas de ellas.
Dicen que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, pero también sabemos que cualquier pasado se sostiene por un presente y ahí es donde entran en juego las familias que continúan yendo al pueblo de vez en cuando porque forma parte de su pasado, el cual quieren cuidar, mantener y delegar o al menos mostrar a sus generaciones presentes y futuras. Con el paso de los días y a medida que recuerdas y asimilas el viaje, te das cuenta de que son cosas como estas las que verdaderamente te enseñan, por la esencia de mantener algo durante el tiempo y no dejar de disfrutarlo.



Viajar a Granada, Fiestas en Almegíjar.

Hemos ido este fin de semana, aprovechando la festividad del pueblo; “Santo Cristo” (principios de Septiembre). Donde se reúne la gente que reside en el pueblo, gente de pueblos cercanos y familias que emigraron a otras ciudades de España pero que vuelven para reencontrarse con su familia y amigos.
Ese ha sido nuestro caso, juntarnos unos 10 de familia en una casita para seis, ya podéis imaginar lo emocionante que ha resultado compartir un baño y 4 habitaciones, pero así lo han hecho toda la vida las familias numerosas de antaño y no les ha ido nada mal, nosotros no íbamos a ser menos. Aunque hay que reconocer que estamos mal acostumbrados a las comodidades y cuando nos vemos ante situaciones como estas, creemos que no saldremos victoriosos…pero al final ¿Qué es lo que recordamos? ¿Y lo que olvidamos? – Estar en un hotel es lo habitual, la norma, lo de siempre y por tanto es algo que no se suele recordar.
Pero estar en familia; con las peculiaridades de cada uno, compartiendo espacios reducidos, jugando a juegos de mesa, haciendo turnos para el baño o poniendo en práctica lo de “cama caliente” uno llega de la marcha del pueblo y otro se levanta a desayunar porque su fiesta acabó hace rato. También comiendo como si no hubiera un mañana y disfrutando de algunos platos de los mejores cocinillas de la familia – como fue el caso de la Fritailla que es el plato típico y por excelencia del pueblo o de las dos super tortillas - plato que apetece comer a cualquier hora y en cualquier momento, sobre todo si están tan buenas como las que comimos nosotros. Además de ello dimos una vuelta por los Cerrillos que es el nombre que recibe una de las muchas partes de los campos cosechados por las familias del pueblo, desde el cual podíamos ver el pueblo desde lo alto y donde nos pusimos a recoger higos y uvas. Me gustó mucho caminar y recorrer esos campos porque es parte de la verdadera esencia y forma de vida de estos pueblos. Creo que queda claro que es lo que realmente se recuerda.

El día principal en el pueblo fue el sábado que es cuando se hace la procesión, donde bajan y sacan al Cristo de la Iglesia y todo el pueblo va detrás de él dando la vuelta hasta llegar de nuevo a la Iglesia y finalizar con una misa. Además de ello, durante todo el fin de semana por la noche se hace fiesta en la plaza al ritmo de paso doble y también de otras muchas canciones de antaño o las típicas de toda la vida escuchadas en bodas, bautizos y comuniones. Finalmente el domingo se hace una paella popular a la cual está invitado todo el que quiera y se disfruta en la plaza al ritmo de grupo o bandas.

El toque de presente y futuro viene dado por los niños que disfrutan junto a sus familias de los pueblos y sus fiestas. Las generaciones de hoy en día vienen pisando fuerte y muchas veces no les interesa o apetece hacer viajes de este estilo…pero al final son ellos los que más disfrutan de ver las tradiciones de sus familias, de conocer lugares no tan habituales o típicos, de conocer otro forma de vida, de fiesta y hacer amigos de los que no querrán separarse durante esos días…y que en muchos casos, siempre recordarán.


Viajar a Pueblos de España en Familia. Viajar a Granada.

*Vivan los Pueblos de España y sus Tradiciones*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *